¿Recuerdas el hombre que apareció muerto en la Jeepeta? Chequea la relación con la muerte de Virginia Veras Rosa.

Señores ¿Ustedes recuerdan que el día tres de Febrero publicamos un hombre que había sido encontrado muerto dentro de una Jeepeta en la comunidad de Jayaco en Bonao? Ese era Rafael Cruz Hernández alias El Niquelado. El hombre que según Virginia Veras Rosa iba a matar a su exjefe, el nombrado Geury del Carmen Cruz Bencosme alias El Patrón, de acuerdo al informe de la Policía.

Esta es la foto de Rafael Cruz Hernández alias El Niquelado. Para que recuerden el caso.

Pero eso no es todo, uno de los que se encuentra detenido en estos momentos como parte de la banda le dicen “El Gordo”, pues El Gordo acaba de revelar que Rafael Cruz Hernández alias El Niquelado y Virginia Veras Rosa era “como marido y mujer”, es decir, que entre ellos había algún tipo de relación de pareja.

Entonces, muchos nos preguntábamos ¿Y cómo Virginia Veras Rosa se enteró de que iban a matar a su exjefe? Bueno si quien lo iba a matar era su misma pareja, de ahí se puede deducir o concluir como ella se enteró.

Entonces volviendo al trabalenguas de nombres ofrecidos ayer por la Policía explicando el caso, Virgina le dijo a Patrón que Niquelado lo quería matar, ante esto, El Patrón habló con Carlos Alberto Villavizar Guzmán alias El Viejo para eliminar a Niquelado.

Todo parece que Virginia Veras Rosa fue parte de la emboscada para ubicar y llevar a Niquelado (quien según El Gordo era su pareja) al lugar donde lo mataron y según lo dicho por el reporte Policial, lo mataron delante de ella. Para no dejar ningún cabo suelto, entonces la banda del Viejo eliminó también a Virginia Veras Rosa.

Un detalle nuevo que dijo El Gordo es que supuestamente Niquelado ni supo por qué lo mataron, indicando que fue llevado a ese lugar engañado sobre un negocio de un vehículo.

Otro importante apunte de esta macabra historia es que dos de los integrantes de esta banda están actualmente condenados a 20 años de prisión, se trata de Marcos Cabrera Ortiz y Eudy Adelin Roa García, quienes en vez de estar preso, andaban en la calle delinquiendo. Ya tú te puedes imaginar la cantidad de delincuentes que pensamos que guardan prisión y andan sueltos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*